Placer húmedo

Es todo un placer sentir una cálida y húmeda boca envolviendo mi polla. Notar como esta crece con las caricias y besos de los labios y la lengua. Penetrar en la profundidad. Entrar y salir rítmicamente hasta que, tras una descarga eléctrica, llenarla con mi leche pringosa y calentita. Con este Blog quiero dar rienda suelta a mis fantasías.

domingo, 15 de enero de 2017

Como le gusta a mi vecina favorita

Así opina una muchacha a la que le encanta chupar la polla a un señor mayor:
"Sí me gusta chupar las pollas sabrosas y ricas, lo que hace feliz a un hombre, me encanta primero jalar tela con mis manos, sentir lo dura y fuerte que es, lo que me va a ser feliz o tal vez llorar pero gozar al mismo tiempo, me coloco de rodillas es la posición correcta de una puta ante su hombre y lamer la polla desde la base de los huevos hasta la cabeza pasando mi lengua por todo el tronco, chuparte los huevos ricos, saborearlos, sentir las pelotas lindas y después abrir mi boca para chupar esa ricura dura, mamártela primero suave, después recio, acariciándote los huevos hasta que te vengas, ya sea que gustes que me trague tu leche o me la avientes en la cara es una delicia..."